Humans giving back to humanity

Los cambios empiezan por uno mismo

¿Cuántas veces te has dejado llevar por pensamientos como: si tuviera más tiempo…, si tuviera más dinero…, si…, no puedo…, tengo que…?

Este tipo de pensamiento es un pensamiento reactivo. El poder, la responsabilidad está fuera de nosotros. Como no soy el responsable no lo puedo elegir ni cambiar. De ahí surge el problema, otorgamos poder a lo que está fuera, puede controlarnos.

Con una actitud reactiva se culpa a fuerzas externas, a otras personas, a las circunstancias de la situación. Sin embargo; el ser humano tiene la capacidad y la libertad de elegir salir de esta reactividad, del condicionamiento. Ser responsable de nuestra propia vida. Actuar en función de nuestras decisiones, nuestros valores, tomar la iniciativa, hacer que las cosas sucedan.

Puedes elegir como responder a un estímulo

No te dejes llevar por sentimientos, por impulsos, por las condiciones o el ambiente. Actúa en función de tus principios.

Hay situaciones que están dentro de nuestra capacidad de actuación y otras no. Actuamos sobre nuestras posibilidades, tenemos capacidad de respuesta. Haz que el cambio vaya de dentro hacia fuera.

El pasado y los errores pasados están fuera de nuestra capacidad de actuación. No podemos anularlos. Lo que si podemos es reconocerlos, corregirlos y aprender de ellos.

Nadie puede convencer a otro de que cambie. Cada uno decide abrir o no la puerta de cambio.

Los hábitos pueden cambiarse, no estás condicionado de forma indefinida, estas a tiempo para empezar el cambio. Aporta soluciones, forma parte de la solución.

¿Cómo puedo YO mejorar las cosas, aportar, generar un cambio?


” Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”
– Aristóteles –

Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarle la experiencia más relevante recordando sus preferencias y visitas. Al hacer clic en el botón Aceptar, consiente el uso de TODAS las cookies    Ver Política de cookies
Privacidad