Humans giving back to humanity

Mindfulness I

Hasta hace poco tiempo había oído hablar del mindfulness pero no le había prestado especial atención, no conocía bien su significado, en qué consiste.
Mindfulness es un término introducido por Jon Kabat-Zinn que significa atención plena, tomar consciencia de nuestro presente.

Supone estar atento de forma deliberada y sin juzgar. Parar y estar presentes. Ser un observador de nuestro cuerpo, nuestras emociones, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos y el ambiente alrededor sin preocuparse por los problemas, ni buscar soluciones.
Aporta un conocimiento mayor de uno mismo y de lo que nos rodea, una mayor capacidad de atención y concentración. Dejar de vivir en automático, pensando en múltiples cosas a la vez y en ninguna en concreto. Dejar de dar más importancia al pasado o al futuro que al presente. Vivimos en una incesante corriente de pensamientos que nos deja poco tiempo para simplemente SER.
Al ser más consientes de nuestros comportamientos automáticos tendremos más posibilidades de cambiar y tomar las decisiones adecuadas.

Se puede practicar en cualquier momento del día no se necesita nada especial. Puedes practicarlo mientras comes, mientras caminas, mientras te lavas los dientes, mientras te duchas,…
La respiración es una forma excelente de centrarte en el presente, en el ahora, de conectar cuerpo y mente. Simplemente conectar con la respiración, no es necesario respirar profundamente o de forma forzada, solamente sentir el aire entrar en el cuerpo y luego salir. No consiste en intentar sentir algo especial o preguntarse si se está haciendo bien. Concentrarse en la respiración y ver ¿Qué está ocurriendo? ¿Qué siento? ¿Cómo está mi cuerpo? ¿Qué pensamientos pasan por mi mente? ¿Qué veo? ¿Qué oigo? ¿Qué huelo? Ser consciente de ello sin juzgar. Seguramente aparezcan pensamientos y nuestra mente divague, solo tenemos que volver a conectar con la respiración. Requiere esfuerzo, constancia y disciplina.

El mindfulness puede ayudarnos a comprender la diferencia entre pensamientos y emociones, y proporcionarnos pistas que conduzcan a un mayor bienestar y autoestima.
No somos nuestros pensamientos ni los pensamientos son la realidad. A través del mindfulness podemos reconocer nuestros pensamientos, saber que están ahí, sin juzgarlos y dejarlos ir. No intentar pararlos ni controlarlos, sino aprender a establecer una relación inteligente con ellos.


A lo largo de 8 semanas realizaré un curso de Mindfulness para introducirme en su práctica y ejercitación, al finalizarlo comentaré mi experiencia al llevarlo a cabo.

Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarle la experiencia más relevante recordando sus preferencias y visitas. Al hacer clic en el botón Aceptar, consiente el uso de TODAS las cookies    Ver Política de cookies
Privacidad